La mascarilla se ha convertido en parte de nuestra rutina diaria y en consecuencia está provocando cambios en nuestros hábitos, en algunos casos llega a tener algún efecto no deseado en nuestra piel, etc…

En los últimos meses hemos observado entre nuestros pacientes un aumento de ciertas molestias derivadas del uso de la mascarilla. Sois muchos pacientes los que habéis acudido a consulta por problemas derivados del uso de la mascarilla sanitaria, los más frecuentes han sido la aparición de orzuelos y molestias por sequedad ocular.

 

Ojo seco

 

No solamente es importante la cantidad de lágrima que producen nuestros ojos sino también la calidad de ésta. Una buena calidad lagrimal permitirá que nuestros ojos estén lubricados entre  parpadeo y parpadeo. Cuando la película lagrimal “se rompe” antes de que se produzca el siguiente parpadeo deja los ojos expuestos al ambiente lo cual provoca síndrome de ojo seco.

El síndrome de ojo seco con el uso de la mascarilla ha ido aumentando en este último año. A través de la parte superior de éstas (llamada chimenea) sale el aire que expulsamos durante la respiración. Aire que va directamente a nuestros ojos produciendo una mayor evaporación de la lágrima.

Ajustando bien la parte superior de nuestra mascarilla conseguiremos que el aire expulsado salga por los laterales y por la zona inferior. Se puede poner un esparadrapo hipoalergénico en aquellas mascarillas que no tienen ese “clip” que se adapta a la nariz.

Se recomienda utilizar lágrimas artificiales cuando hagamos un uso prolongado de la mascarilla por ejemplo, durante las horas de trabajo frente al ordenador, etc…

 

Si ajustamos bien la parte superior de la mascarilla expondremos menos a los ojos

 

 

 

Orzuelos

 

Los orzuelos son otro de los motivos de consulta que ha aumentado debido al uso de la mascarilla sanitaria. Aparecen como consecuencia de una inflamación de las glándulas sebáceas que hay dentro de los párpados. Los cambios de humedad producidos por la circulación del aire cerca de nuestro ojos provoca cambios en el pH de nuestros párpados favoreciendo la aparición de infecciones bacterianas tales como los orzuelos.

En cualquier farmacia se pueden adquirir productos de higiene para párpados (espumas limpiadoras de párpados, jabones de pH neutro, champú de bebé o toallitas limpiadoras) que van a mantener los párpados limpios reduciendo así problemas como blefaritis y orzuelos.

 

 

Con los ojos cerrados y movimientos circulares limpiamos el párpados y las pestañas

 

Para ampliar información sobre cualquier problema ocular que te pueda surgir por el uso de la mascarilla sanitaria no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamando al 968 200 100 o rellenando una solicitud de contacto pinchando aquí.

 

¡Cuida la salud de tus ojos!

 

 

 

 

Contacta con nosotros
WhatsApp de Clinicas COC.