La pandemia mundial causada por el coronavirus Covid-19 va a ser recordada durante toda la historia. En medio de toda la crisis que ha provocado esta enfermedad infecciosa se abre una nueva vía: los ojos pueden ser una puerta de entrada al virus.

La tos, un estornudo o la propia acción de hablar con alguien pueden hacer que pequeñas gotitas entren en contacto con nuestra boca y ojos. Es cierto que los virus en general tienen mas fácil la entrada  a través de mucosas  (zonas de nuestro cuerpo que están lubricadas como son la conjuntiva, labios, interior de la nariz, etc) de ahí la gran importancia de utilizar mascarilla, flexionar el codo al toser o estornudar, usar gafas protectoras y mantener la distancia mínima de seguridad.

 

El uso de mascarilla, gafas protectoras, guantes y mantener la distancia mínima son medidas de protección importantes

 

¿Por qué no debes utilizar tus lentes de contacto durante el confinamiento?

 

Un reciente estudio publicado el 6 de febrero de 2020 en el Journal of Hospital Infection ha puesto de manifiesto que el virus es capaz de resistir hasta 5 días, con capacidad de infección, en el caucho de silicona, material muy utilizado para elaboración de lentillas por lo que los ojos pueden convertirse en una vía de entrada perfecta al coronarivus Covid-19.

La manipulación de lentes de contacto en este estado de alarma supone una evidente conducta de riesgo. Si a ésto le añadimos que las lentillas están en contacto directo con la córnea y la conjuntiva el resultado resulta obvio.

Mientras que dure la crisis sanitaria se recomienda usar las gafas siempre que se pueda. Una posible solución para todas aquellas personas que tengan que utilizar sus lentes de contacto estos días es pasar al uso de lentes de contacto diarias de un sólo uso. Estas lentillas se tiran a la basura después de las horas de porte y hay menos riesgo de contagio.

 

Si tienes que utilizar lentillas debes mantener una buena higiene de manos

 

Conjuntivitis en pacientes infectados de Covid-19

 

En un estudio publicado en Journal of Medical Virology, 1 de 30 pacientes hospitalizados en China tuvo conjuntivitis. Sólo éste tenía SARS-CoV-2 en sus secreciones oculares. Por tanto, el SARS-CoV-2 puede infectar la conjuntiva y causar conjuntivitis, y las partículas del virus quedan presentes en las secreciones oculares.

En un estudio más amplio publicado en el New England Journal of Medicine, los investigadores documentaron «congestión conjuntival» en un 0,8% de pacientes con Covid-19.

Por tanto, la enfermedad es transmisible por secreción conjuntival en pacientes con conjuntivitis, y aunque infrecuente, esta manifestación puede presentarse en casi el 1% de los pacientes con la enfermedad.

Resolver esta cuestión puede ser de gran importancia a la hora de establecer medidas de prevención al explorar a personas infectadas con el virus. Es por ello que en COC hemos tomado medidas de prevención para evitar contagios. La colaboración de nuestros pacientes está siendo de gran ayuda. Por el bien de tod@s debes quedarte en casa.

Ante una urgencia oftalmológica o cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 968 200 100 (Carril Condomina), al 968 210 141 (galería Centrofama) o rellenando nuestro formulario pinchando aquí.

NOTA: Esta información es susceptible de cambio en función de nuevos datos disponibles.

 

¡Quédate en casa!

 

 

 

 

 

Contacta con nosotros
WhatsApp de Clinicas COC.