RETINA

SOLUCIONA TUS PROBLEMAS DE RETINA

Inicio > Tratamientos > Retina

La retina es el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo y está compuesta por diferentes capas.

Varias son las patologías que pueden afectar a esta capa, las más frecuentes son el desprendimiento de retina y la degeneración macular asociada a la edad DMAE.

Otras afecciones menos frecuentes son:

  • Agujero macular: pequeña ruptura en la mácula que suele ocurrir en personas mayores de 60 años.
  • Cuerpos flotantes: telarañas o pequeñas manchas en el campo de la visión.
  • Retinitis pigmentaria.
  • Retinopatía hipertensiva.
  • Edema macular.
  • Coroidopatía serosa central.
  • Amaurosis fugaz.
  • Oclusión arterias o venas retinianas.

La retina es una parte fundamental de nuestros ojos que debe de ser revisada con cierta frecuencia si se sospecha de alguna alteración o se tienen antecedentes familiares de enfermedades retinianas.

DISFRUTA DE TODAS LAS VENTAJAS DE ELEGIRNOS

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Profesionales cualificados

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Últimas Tecnologías

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Experiencia

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Asistencia Personalizada

El desprendimiento de retina es la más frecuente de las patologías. Consiste en la separación del epitelio pigmentario de la retina (capa externa) del resto de capas.

La causa más común se debe a una tracción del gel vítreo que rellena el globo ocular. También se puede producir como causa de tumores, inflamaciones graves, traumatismos oculares, agujeros maculares en pacientes con alta miopía, complicaciones de cirugías oculares y retinopatía diabética.

El desprendimiento de retina cursa sin dolor, pero pueden aparecer síntomas ante los que debemos estar alerta como son la visión de moscas volantes, destellos de luz brillante (especialmente en la visión periférica), distorsión de imágenes y sombras o pérdida de visión de una parte del campo visual en un ojo.

El diagnóstico se hace principalmente a través de un examen de fondo de ojo en el que se dilatan las pupilas. También se puede realizar una ecografía ocular.

En el caso de los desgarros, la mayoría se tratan mediante fotocoagulación con láser o una crioterapia (tratamiento de congelación) lo que permite la fijación de la retina a la pared posterior del ojo. En los casos de desprendimiento hay que hacer un reposicionamiento de la retina, lo que se puede hacer mediante un cerclaje (colocación de una banda de silicona alrededor del ojo), retinopexia neumática (inyección de una burbuja de gas) o vitrectomía (extracción del humor vítreo). El método a utilizar dependerá de las características de cada desprendimiento.

¿Tienes Dudas? Contacta ahora con nosotros

Nombre
Teléfono
Email
Tu mensaje

facebook twitteryoutube

Copyright 2016 Aviso Legal