OFTALMOLOGÍA INFANTIL

DETECTA LOS DEFECTOS VISUALES DE TUS HIJOS

Inicio > Tratamientos > Oftalmología Infantil

Oftalmologia infantil

Desde nuestro nacimiento nuestra visión se desarrolla en diversas etapas. Por ejemplo el recién nacido tiene unas capacidades visuales muy limitadas, a partir de la cuarta semana de vida desarrolla una fijación de la mirada y una mayor coordinación entre los movimientos oculares. Los recién nacidos suelen presentar una hipermetropía debido al pequeño tamaño de sus ojos, el desarrollo normal de nuestros ojos hace que esta hipermetropía desaparezca paulatinamente con el crecimiento.

Durante la infancia se pueden presentar defectos de refracción como miopía, hipermetropía o astigmatismo. Es muy importante detectar estos defectos para evitar el desarrollo de una ambliopía u “ojo vago”, ya que durante los primeros años de vida es cuando desarrollamos nuestra visión.

La mayoría de estos defectos refractivos son hereditarios y no necesariamente de los padres.

Estos defectos de refracción no se pueden prevenir, pero si es posible una detección precoz por parte de las personas más cercanas al niño como  padres, profesores o cuidadores, debemos observar si el niño se mueve de forma torpe y tropieza frecuentemente con objetos, si se acerca muchos los objetos o no le llaman la atención las cosas lejanas. Estos síntomas serán más significativos cuanto mayor sea el niño.

DISFRUTA DE TODAS LAS VENTAJAS DE ELEGIRNOS

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Experiencia

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Profesionalidad

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Tecnología

PROFESIONALES CUALIFICADOS

Asistencia 

Si un niño utiliza gafas es muy aconsejable revisar su graduación cada seis meses, sobre todo si se observa un crecimiento o desarrollo “rápido” recordemos que nuestra visión evoluciona junto a nuestro desarrollo.

Los síntomas más comunes son:

  • Desviación frecuente del ojo.
  • Aparición frecuente de legañas al despertar.
  • Ojos habitualmente enrojecidos.
  • Excesivo acercamiento a la televisión, libros, etc.
  • Dolores de cabeza al escribir o leer durante un período largo de tiempo.
  • Entornar o guiñar los ojos frecuentemente.

Consejos prácticos

Si alguno de los padres utiliza gafas revise la vista de sus hijos.

Un niño con hipermetropía sin detectar puede ver perfectamente de lejos pero tener un rendimiento escolar inesperado por su dificultad para ver de cerca.

Un niño con miopía sin corregir vera mal de lejos y bien de cerca.

Un niño con astigmatismo elevado puede presentar frecuentes dolores de cabeza sobre todo al ver TV o estudiar.

Si sus hijos pasan muchas horas delante de la TV o con videojuegos, intente que desarrollen actividades al aire libre lo más frecuentemente posible para compensar la fatiga visual que producen el exceso de uso sobre todo de videojuegos.

En COC ponemos a su disposición nuestra Unidad de Oftalmología Infantil dirigida por el Dr. Antonio Caballero Posadas, si desea realizar alguna consulta utilice el formulario de contacto o llame al 968 210 141.

¿Tienes Dudas? Contacta ahora con nosotros

Nombre
Teléfono
Email
Tu mensaje

facebook twitteryoutube

Copyright 2016 Aviso Legal