¿Te has enterado del último grito en moda? Tien Pham es el diseñador de la última tendencia en pestañas postizas, las pestañas LED,

“Funcionan con una batería de reloj que dura hasta cuatro horas” señala Pham en Facebook. “Quería que fueran ligeras porque el control va en la nuca, sujeto con horquillas. Hay unos cables que conectan cada pestaña, pero son practicamente invisibles salvo que alguien se te acerque mucho”, explica en otra publicación.

 

 

Estas pestañas, que ya están a la venta, están causando un  gran revuelo y controversia al mismo tiempo ya que los oftalmólogos no tienen muy claro que este artilugio pueda ser beneficioso, si no más bien, todo lo contrario.

Una exposición tan cercana y constante a los rayos ultravioleta de los LED puede aumentar el riesgo de desarrollar cataratas y degeneración macular, trastornos que se producen normalmente por la edad.

Por otro lado, el calor emitido por las tiras de LED también puede producir sequedad en el ojo, lo que aceleraría el desarrollo de las arrugas.

Las pestañas LED se han convertido rápidamente en una tendencia en los clubes nocturnos de Tailandia. Tanto, que la policía ha tenido que decidir si permite o no la venta del producto (por ahora lo permite, siempre y cuando vengan con instrucciones sobre cómo proteger a los consumidores).

 

 

El fabricante aclaraba en su web que las luces no eran “cegadoras”, pero que las personas más fotosensibles y propensas a los ataques epilépticos deberían consultar a un médico antes de probarlas.