¿Qué son los orzuelos?

Los orzuelos son consecuencia de la inflamación de las glándulas sebáceas que se encuentras en el borde libre de nuestros párpados (la base donde nacen las pestañas).

La causa más común de su aparición se debe a la bacteria estafilococo (Staphylococcus aureus). Prácticamente todos presentamos esta bacteria en nuestra piel pudiendo desarrollar un orzuelo sin la necesidad de contaminación externa.

También puede aparecer como signo de blefaritis (inflamación crónica de los párpados), cambios hormonales o estrés.

Hay dos tipos de orzuelos:

  • Orzuelo externo: tiene un color rojizo y puede presentar la punta amarillenta, semejante a un grano

 

Orzuelo externo

 

  • Orzuelo interno: al igual que el orzuelo externo puede presentar forma de grano, tarda más tiempo en drenar llegando incluso a enquistarse.

Orzuelo interno

 

En caso de que se enquiste nos encontramos ante lo que se conoce como chalazion aunque no todos los chalazion provienen de un orzuelo.y a diferencia de éstos no causan molestia ni dolor.

 

Chalazion

 

 

Síntomas que producen los orzuelos

  • Inflamación del párpado
  • Enrojecimiento en la zona afectada
  • Sensibilidad a luz
  • Molestia al parpadear
  • Sensación de hormigueo, escozor, ardor o dolor en la zona afectada
  • Ojos legañosos (las legañas aparecen después de cortos períodos de tiempo)
  • Sensación arenosa o de cuerpo extraño en el ojo
  • Lagrimeo constante
  • Secreciones mucosas del ojo afectado
  • Aparición de un pequeño punto amarillento o rojizo semejante a un grano próximo a drenar

 

Existen varios tratamientos naturales que alivian los síntomas de los orzuelos y en algunos casos pueden hacerlos desaparecer, pero siempre recuerda que si la inflamación y el enrojecimiento se propagan a otras partes del rostro o duran demasiado tiempo, debes consultar a tu oftalmólogo inmediatamente.

Usar calor para ayudar a drenar la pus del orzuelo: Cuando tenemos el orzuelo con la punta amarillenta o blanca muy superficial podemos utilizar un paño empapado en agua tibia para ayudar a que se abra el poro de la glándula y así drenar el orzuelo.

¡¡LO QUE NUNCA DEBES HACER!!

  • No aprietes, pinches o intentes extirpar el orzuelo tú mismo. Debido a que una de las posibles causas de aparición es por causa de una bacteria podrías diseminar la infección, dañar las glándulas o el propio globo ocular.
  • No te toques con las manos sucias. Extrema tus medidas higiénicas para mantener limpia la zona
  • Es recomendable no usar maquillaje hasta que no haya desaparecido por completo la infección.
  • Evita usar lentes de contacto pues las bacterias podrían infectar al ojo sano.
  • No usar ningún medicamento sin haber consultado previamente con un especialista.

Otros bultos en los párpados

Milia: conocida como “puntos de leche” o “semillas de aceite”.Son pequeños quistes blancos que aparecen en la capa más superficial de la piel (epidermis) del párpado y en los alrededores de los ojos y nariz.

Aparecen cuando las células muertas de la piel no se desprenden normalmente y quedan atrapadas en la base de una glándula sudorípara o folículo piloso, formando un relieve similar a un punto de pus de un grano.

Los milia son frecuentes en los recién nacidos, aunque también se puede dar en adultos. En bebés, suelen curarse por si solos en una o dos semanas, mientras que los adultos requerirán tratamiento médico.

 

Milia

 

Xantelasma: Se trata de un subtipo de xantoma (tumor benigno) que se caracteriza por bultos o placas amarillentos debajo de la piel, alrededor o en los propios párpados.

Generalmente aparecen como lesiones en forma de disco, planos, con bordes bien definidos, variando en tamaño. No suelen presentar síntomas.

Son causados por cúmulo de grasas, principalmente colesterol. Su crecimiento no es maligno, sin embargo los niveles excesivos de lípidos en sangre pueden aumentar el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares, por lo que el médico debe realizar los estudios pertinentes.

 

Xantelasma palpebral