MIOPÍA Y EMBARAZO

[breadcrumbs]

embarazo.001

El embarazo y la salud de nuestros ojos presentan varios puntos en común que conviene tener presentes los diversos cambios que se producen durante el embarazo pueden afectar a nuestra visión.

Si antes del embarazo presentaba alguna patología ocular es necesario acudir al oftalmólogo tras los primeros meses de gestación, patologías como el glaucoma, la diabetes u otras afecciones de la retina deben de ser controladas durante el embarazo.

Durante el embarazo pueden presentarse síntomas como fotofobia, cambios en la graduación,sequedad ocular e inflamación de los párpados, estas alteraciones suelen desaparecer tras el periodo de gestación pero conviene acudir al oftalmólogo si los padecemos.

En ocasiones durante el embarazo puede desarrollarse la “diabetes gestacional”, algunos síntomas son:

  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Infecciones frecuentes en vejiga, vagina y piel.
  • Aumento de la sed
  • Incremento de la micción
  • Nauseas y vómitos
  • Perdida de peso a pesar de un aumento del apetito.

La diabetes gestacional puede llegar a afectar al 10% de las mujeres embarazadas, este tipo de diabetes suele desaparecer tras el parto, si está embarazada y padece visión borrosa debe de acudir al oftalmólogo.

En aquellas pacientes que son miopes y padecen un embarazo es muy aconsejable acudir a revisión sobre todo si se padece un alta miopía inclusive si se han sometido anteriormente a una cirugía refractiva bien con láser o bien con lentes intraoculares, la retina de un miope no se altera tras la cirugía  refractiva y sigue siendo la retina de un ojo miope, si ha sido o es miope y esta embarazada conviene revisar su retina. Aunque las probabilidades son bajas en ocasiones durante el parto se produce desprendimiento de la retina en mujeres con antecedentes de miopía.

La miopía en ocasiones suele variar durante la gestación, aunque no hay una estadística clara al respecto ya que no siempre se produce, si piensa someterse a una intervención de cirugía refractiva es aconsejable esperar e intervenir unos meses después del parto principalmente si padece una miopía superior a seis dioptrías.

Si está embarazada y precisa de una revisión ocular solicite nuestra tarjeta familiar y obtendrá unas ventajosas condiciones económicas.