La migrañas oftálmicas son muy frecuentes, se trata de trastornos visuales indoloros y temporales que pueden afectar uno o ambos ojos.

Aunque en un principio pueden provocar alarma ya que se extiende por el campo de visión, en general son inofensivas y suelen resolverse sin medicación en 20 o 30 minutos

 

Las migrañas oculares sin dolor pueden aparecer repentinamente, creando la sensación de estar mirando a través de una ventana rota.

 

Síntomas

 

Las personas con migrañas oculares pueden manifestar varios síntomas visuales

  • Algunas personas refieren ver una zona ciega pequeña que se agranda (escotoma) en la visión central, con luces brillantes, destellos o parpadeos (centelleos), líneas en zig zag y en ondas alrededor de la zona ciega. La zona ciega en general se agranda y es posible que se mueva dentro del campo de visión.
  • Pérdida de visión que sólo afecta a un ojo.
  • Visión doble (diplopia).
  • Dolores de cabeza de inicio rápido fluctuantes que pueden afectar sólo a un lado del cráneo que suele aumentar al realizar esfuerzos.
  • Sensibilidad inusual al sonido o a la luz.
  • Náuseas y vómitos.

Alrededor del 60 % de quienes sufren migrañas también experimentan un “prodromo” (aviso) que se presenta días o semanas antes del ataque de migraña. Los síntomas de un prodromo de migraña pueden ser sutiles e incluir cambios de humor, ansiedad por ciertas comidas, o un sentimiento general de cansancio.

Todo este fenómeno de la migraña puede terminar en tan solo unos minutos, pero habitualmente puede durar hasta 30 minutos.

 

Causas de las migrañas oftálmicas

 

La causa de las migrañas oculares es desconocida por el momento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “casi con certeza” tienen una base genética, y algunos estudios afirman que el 70 % de las personas que sufren de este trastorno tienen antecedentes familiares de dolores de cabeza de tipo migraña.

Se podría pensar que éste fenómeno está desencadenado por la activación de un mecanismo profundo del cerebro, que libera sustancias inflamatorias alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza y el cerebro.

Con más frecuencia, afectan a adultos entre 30 y 40 años, pero a menudo comienzan en la pubertad y también pueden afectar a niños. Las mujeres tienen tres veces más de probabilidades que los hombres de padecerlas.

Los desencadenantes de la migraña común que hacen que una persona susceptible tenga un ataque se relacionan con determinados alimentos:

  • Quesos añejados, bebidas con cafeína, vino tinto, carnes ahumadas y chocolate.
  • Los aditivos alimenticios, como el glutamato monosódico (MSG), y los edulcorantes artificiales también pueden desatar migrañas en algunos individuos.

Otros desencadenantes potenciales de migraña incluyen fumar cigarrillos, utilizar ciertos perfumes y otros aromas fuertes, luces brillantes o titilantes, falta de sueño y estrés emocional.

Entre las causas también se barajan enfermedades como el lupus, la depresión, la epilepsia y la anemia de células falciformes.

 

Tratamiento y prevención

 

Debido a que generalmente son inocuas y se resuelven por sí mismas en el transcurso de media hora, las migrañas oculares habitualmente no requieren de tratamientos.

Se suelen utilizar analgésicos, antiinflamatorios o nuevos fármacos denominados triptanes. Cuando las migrañas oculares son muy frecuentes (más de 5 ó 6 episodios al mes) es necesario aplicar un tratamiento preventivo (fármacos como los utilizados para tratar la epilepsia –medicamentos anticonvulsivos- o antidepresivos tricíclicos o infiltraciones de toxina botulínica) para evitar que se desencadenen estos episodios y para que disminuya su frecuencia e intensidad.

También es una buena idea llevar un diario de su dieta y actividades antes de los episodios de migraña ocular, para ver si es posible identificar desencadenantes que pueda evitar en el futuro.

Si sus migrañas parecen estar relacionadas con el estrés, podría reducir la frecuencia de los ataques:

  • Comiendo alimentos saludables con regularidad
  • Evitando los desencadenantes comunes de la migraña
  • Durmiendo lo aconsejable
  • Probando a practicar actividades como yoga o masajes, que eliminan el estrés

Es muy importante someterse a una revisión oftalmológica completa siempre que experimente síntomas poco comunes de la visión para descartar otras patologías más peligrosas para la vista como un desprendimiento de retina, que exige atención inmediata.