Definiciones de interés

El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana es un microorganismo que ataca al Sistema Inmunológico de nuestro cuerpo, debilitándolo y haciéndolo vulnerable ante diferentes infecciones, algunas de las cuáles pueden poner en peligro la vida. Los linfocitos CD4, células encargadas de fabricar anticuerpos, son la diana preferente de este virus.

El Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA es el estado de la infección caracterizado por bajos niveles de defensas y por la aparición de infecciones oportunistas.

Las  infecciones oportunistas se producen por otros agentes que aparecen cuando las defensas inmunitarias de una persona infectada por el VIH son insuficientes. Se trata de infecciones que un sistema inmunitario sano podría combatir pero un sistema inmunológico debilitado no puede hacerles frente.

Manifestaciones oculares del VIH

Las manifestaciones oculares del VIH aparecen hasta en un 70 % de los sujetos infectados por el virus y pueden constituir el primer signo de infección.

La retinopatía por HIV es la manifestación ocular más frecuente en pacientes con SIDA. Se caracteriza por hemorragias retinianas, microaneurismas y exudados algodonosos (manchas blancas causadas por bloqueo en los vasos retinianos). Afecta entre un 50 – 70% de los casos.

 

fig07-01

exudados algodonosos producidos por hemorragias retinianas

 

La retinitis por CMV (citomegalovirus) es la manifestación ocular del VIH más grave, aparece en pacientes con estados más avanzados de la enfermedad. Se caracteriza por lesiones blanco-amarillentas con distribución vascular (ya que el virus infecta al principio el endotelio vascular). En polo posterior aparecen opacidades retinianas, prominentes exudados y hemorragias intrarretinianas.

El citomegalovirus (CMV) pertenece a la familia Herpesviridae, que también incluye a los virus Herpes simple 1 y 2, Varicela zoster, Herpes Humano tipo 6 y Epstein-Barr. En el 65% de los pacientes la retinitis por CMV es la única manifestación ocular del VIH que aparece.

Si usted tiene VIH / SIDA, y siente los siguientes síntomas, debe consultar a su oftalmólogo inmediatamente:

  • Manchas flotantes o “telarañas”;
  • Luces intermitentes;
  • Puntos ciegos o visión borrosa.

Ocasionalmente el CMV puede ocasionar desprendimientos de retina. 

Las manifestaciones oculares por VIH también pueden afectar a las zonas alrededor de los ojos como en el caso del sarcoma de Kaposi. Se trata de una rara forma de cáncer que afecta a pacientes con SIDA. Puede causar lesiones de color rojizo o púrpura en los párpados, o crear una masa carnosa roja en la conjuntiva. El sarcoma de Kaposi  por lo general no hace daño a los ojos, aunque tenga un aspecto alarmante y con frecuencia puede ser tratado.

descarga

conjuntiva afectada por sarcoma de Kaposi

 

El carcinoma conjuntival de las células escamosas es un tumor de la conjuntiva. Hay estudios que han demostrado que ésta condición está relacionada con el VIH/SIDA, una exposición prolongada a la luz solar, y una infección con el virus del papiloma humano (VPH).

Se recomienda a los pacientes afectados se sometan a un seguimiento periódico de su salud ocular para poder así prevenir y tratar a tiempo cualquier manifestación ocular del VIH que pueda surgir.

COC Clinicas Oftalmológicas Centrofama. Tlf: 968 200 100 / 968 210 141