La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) afecta al 65% de la población en países industrializados y supone la segunda causa de ceguera en mayores de 60 años.

¿Qué es la mácula?

La mácula es una zona de la retina responsable de la fijación central de la visión. Al mirar un objeto, la retina periférica se encarga de darnos información sobre su localización sin embargo es la zona central, concretamente la mácula, la encargada finalmente de que fijemos dicho objeto.

retina-normal-macula

La mácula se puede valorar de dos maneras distintas:

  • Indirecta: estudiando su función mediante la agudeza visual, sensibilidad al contraste percepción cromática, rejilla de Amsler, etc.
  • Directa: mediante oftalmoscopía, OCT, interferometría, angiografía fluoresceínica, etc

 

¿Qué es la DMAE?

La DMAE es una enfermedad degenerativa de la retina que afecta sobre todo a personas mayores de 50 años. En sus inicios se debe a una alteración de epitelio pigmentario de la retina (EPR).

El EPR es la última capa de la retina que le da ese aspecto anaranjado a nuestro fondo de ojo. Las células del EPR son las mismas durante toda la vida, no se regeneran, por lo que son las primeras en envejecer. Estas células se encargan de la fagocitosis (digestión) de otras células muertas pero cuando hay demasiada oxidación celular y la digestión no puede completarse se va acumulando pigmento de tal modo que que provoca zonas de inflamación de la retina. Estas zonas de inflamación son conocidas como drusas y van a desencadenar una serie de reacciones que desembocarán finalmente en la degeneración de la mácula.

Factores de riesgo

  • Tabaquismo: principal factor de riesgo evitable.
  • Predisposición genética.
  • Hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares.
  • Obesisdad, dietas ricas en grasas.
  • Radiación solar.

Síntomas de la DMAE

vision-con-dmae

  • Alteración en la forma de las imágenes (metamorfopsia), las líneas se ven distorsionadas.
  • Visión central borrosa, conservándose la visión periférica.
  • Alteración en el tamaño de las imágenes: mayor (macropsia)  o menor  (micropsia)

Existen dos tipos:

  • DMAE seca: evolución lenta y progresiva
  • DMAE húmeda: evolución más rápida

En próximos artículos explicaremos con más detalle cada una de ellas.

En Clínicas COC disponemos de una batería de test genéticos para prevenir distintos tipos de enfermedades oculares, entre ellas la DMAE.

Dr Manuel Losada Morell. Unidad de retina y vítreo. Tlf: 968 210 141