El ojo es uno de los órganos más frágiles de nuestro cuerpo y sin embargo uno de los más expuestos a agresiones externas.

Entre estas agresiones hablamos de los riesgos que sufrimos ante la práctica de ciertos deportes, siendo los de contacto, como el boxeo, los que deben tener especial atención. Tampoco hay que olvidar los deportes de pelota, un impacto directo puede tener consecuencias importantes, desde un desprendimiento de retina hasta el estallido ocular.

 

Movimientos bruscos y deportes violentos

 

¿Qué ojos son vulnerables a sufrir lesiones cuando reciben un impacto de gran energía?. Todos.

Es una preocupación frecuente entre los pacientes operados de cirugía refractiva o cataratas que crean que sus ojos son más vulnerables que los ojos de personas no operadas por miedo a que se levante el “flap” o que se pueda desplazar la lente intraocular por un movimiento brusco o un golpe.

En el caso de cirugía refractiva hoy en día existen técnicas quirúrgicas, como relex Smile, en las que estos problemas no existen debido a la mínima incisión necesaria para la cirugía.

Es importante añadir que si un golpe tiene la suficiente fuerza como para alterar algo de la operación, es un golpe que va a dañar seguro otras estructuras, y esto es un riesgo que puede ocurrir tanto en ojos operados como no operados.

Los riesgos de sufrir un desprendimiento de retina son mayores en aquellos ojos con retinas más “delicadas”: ojos miopes principalmente (sobre todo de miopías grandes). Aunque esto es cierto, en la práctica clínica la mayoría de los desprendimientos de retina no se deben a traumatismos, y los que sí lo hacen, hablamos de golpes severos que apenas hacen distinción entre miopes y población normal.

Dentro del globo ocular tenemos el gel o humor vítreo que se encuentra anclado a la retina. Una aceleración o desaceleración brusca puede hacer que este gel “tire” de ella provocando así un desprendimiento.

Nuevamente, el ojo miope lleva las de perder, quizás ahora con más importancia que con los grandes traumatismos directos.También aquellos pacientes que ya han sufrido desprendimiento de retina o tienen lesiones deberían considerarse ojos de riesgo.

Los deportes que cursen con aceleraciones y desaceleraciones rápidas pueden implicar cierto riesgo, y no está de más hacer una revisión de fondo de ojo, por si acaso.

 

Young man jumping from a cliff into the abyss.

Deportes con aceleraciones y desaceleraciones bruscas tienen mayor riesgo

 

¿Eso quiere decir que debemos contraindicar a los miopes esos deportes?. No, lo normal es que cuando un “ojo de riesgo” se monte en la montaña rusa o haga parapente, no le ocurra nada. Pero aunque hablemos de complicaciones infrecuentes,  será el oftalmólogo, una vez haya explorado el fondo de ojo, quién podrá aconsejar adecuadamente cada caso particular.

 

Riesgos de los deportes de montaña

 

Los deportes de montaña (senderismo, alpinismo, escalada,…) llevan asociados principalmente dos riesgos para nuestros ojos, la altura y el sol.

En el caso del sol, en alta montaña y con nieve, si la protección no es adecuada existe riesgo de queratitis actínica (quemaduras en la córnea).

En función de la actividad concreta realizada, existen diferentes tipos de filtros de protección solar que se recomienda que lleven lentes polarizadas, entre otros requerimientos.

En el caso concreto del alpinismo se aconseja que las lentes se adapten a diferentes iluminaciones y cambios de temperatura, tengan acolchado de espuma, sistema de ventilación, cinta elástica de sujeción al casco y puente de doble ajuste a la nariz.

La creciente popularidad del alpinismo y la comercialización de excursiones de alta montaña ha hecho el mal de altura un trastorno común. El desarrollo del mal de altura no sólo depende del nivel de elevación de ascenso, sino también de la velocidad y del estado cardiopulmonar previo del individuo.

Concept alpiniste vision perspective challenge

La altura puede afectar la permeabilidad de los vasos retinianos

En ascensiones superiores a los 5000 metros, los vasos retinianos pueden presentar una permeabilidad aumentada provocando hemorragias retinianas asintomáticas en la mayoría de los casos pero graves en otros, incluso en adultos sanos sin antecedentes de problemas de retina,

En pacientes con alteraciones vasculares retinianas como la retinopatía diabética o trombosis venosas retinianas deben consultar con su oftalmólogo para tener un control y seguimiento más frecuente y seguir sus recomendaciones.

Los signos a tener en cuenta que nos pueden hacer sospechar de daños en la retina son:

  • Visión de manchas o un velo negro
  • Sensación de visión borrosa.
  • Pérdida súbita de una parte importante del campo visual

También importante y frecuente es el aumento de la sequedad ocular que puede producir desde molestias leves hasta queratitis en los casos más graves.

 

Curiosidades. ¿Tiras con los dos ojos abiertos o cierras uno?

En nuestro día a día podemos observar como para apuntar o señalar cualquier objeto con nuestro dedo nunca se nos ocurre cerrar un ojo para apuntarlo correctamente. Un ejemplo práctico, intenta meter la llave de casa en la cerradura guiñando un ojo ¿cuesta verdad?

Intentando encontrar el origen de porqué se cerraba un ojo al disparar, una de las causas puede provenir de la época en que se tiraba con escopetas de chispa en la cual se solía cerrar un ojo para protegerlo de la pólvora del disparo.

 

Resultado de imagen de tiro avancarga

La llave de chispa se empleaba en mosquetes y fusiles de avancarga del s.XVIII

 

Cuando queremos alinear un objeto muy cercano con un objeto lejano, por ejemplo en tiro con arco, necesitamos alinear la flecha con la diana y con los dos ojos abiertos, si miramos la diana, veríamos dos flechas y viceversa. Es en este momento de alineamiento cuando algunos tiradores, sobre todo si se apunta a través de una mira telescópica, cierran su ojo no dominante para conseguir la alineación flecha-diana.

 

Junge Frau beim Bogenschiessen

Los tiradores profesionales (no todos) solamente guiñan el ojo para alinear el tiro. Lo normal es disparar con ambos ojos abiertos

Lo más normal es realizar el tiro con ambos ojos abiertos, especialmente en un tipo de tiro denominado “tiro instintivo” (simplificando, consiste en mirar y disparar) ya que la imagen de la diana nos la ofrecerá nuestro ojo dominante mientras el ojo no dominante ofrece información periférica y espacial.

El mecanismo del tiro instintivo se basa principalmente en dos capacidades del cuerpo humano, la primera es la relación entre la coordinación motriz y la vista y la segunda es la memoria. Se pretende acertar el blanco de manera natural de la misma manera que como decíamos al principio de este apartado, se apunta con el dedo a un objeto cualquiera.

¿Practicas algún deporte? Si es así y te ha gustado este artículo o tienes alguna duda puedes dejar un comentario. En próximos artículos abordaremos otros deportes.