El cuerpo de una mujer sufre numerosos cambios durante su embarazo, entre ellos posibles fluctuaciones en su visión que, en algunos casos, pueden resultar incómodos.

El 10% de las mujeres miopes embarazadas registra un aumento de entre -0’50 y -1’00 dioptría en el transcurso del embarazo. La causa de este problema suele ser la retención de líquidos, que, entre otras cosas, afecta a la córnea y al cristalino.

Estos cambios durante el embarazo suelen aparecer en los primeros tres meses de gestación. Al retener líquidos, la córnea y el cristalino pueden aumentar su grosor y curvatura ocasionando así un aumento de la miopía. En la mayoría de los casos, sobretodo en las mujeres que no tienen ningún defecto refractivo, este cambio pasa desapercibido. La visión se recupera aproximadamente en las 6 primeras semanas después del parto.

 

embarazo1

¡No te sustes! Durante el embarazo pueden producirse fluctuaciones en tu visión

También hay que señalar que debido a los cambios producidos en la córnea y en la película lagrimal puede aparecer una cierta intolerancia a las lentes de contacto y se tenga que recurrir al uso de gafas hasta después del parto.

En el caso de las mujeres que padezcan diabetes las medidas de prevención deben ser estrictas puesto que existe un riesgo más elevado de sufrir retinopatía diabética. Se estima que un 30% de las mujeres que son diabéticas antes del embarazo desarrollan una retinopatía durante el mismo. Es recomendable acudir a una revisión oftalmológica cada tres meses para evaluar el estado de la retina.

Otra patología que puede sufrir cambios durante el embarazo es el glaucoma. La tensión ocular en embarazadas tiende a bajar, tanto en mujeres hipertensas como normotensas por lo que si una mujer embarazada está en tratamiento con gotas para bajar la tensión ocular es conveniente que consulte con un especialista sobre la pauta a seguir durante el periodo de gestación.

tomar-to

Control de tensión ocular

Durante el embarazo o inmediatamente después del mismo han sido publicadas otras patologías aunque puede que la asociación con el embarazo sea casual: Oclusión de arteria o vena retiniana, oclusiones arteriolares retinianas del postparto que suelen evolucionar favorablemente, neuropatía óptico isquémica, neuritis óptica,hemorragia vítrea.

Por estos motivos se recomienda a las mujeres embarazadas someterse a una revisión ocular durante el embarazo y no someterse a cirugía refractiva tanto si están embarazadas como si tienen previsto tener un hijo en poco tiempo.

Si tienes cualquier pregunta no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Clínicas Oftalmológicas Centrofama Tlf: 968 200 100 // 968 210 141